Se nuestro reportero
Se nuestro reportero
Load WordPress Sites in as fast as 37ms!
Internacionales

OPINION: El alivio por COVID es vital para reapertura exitosa de las escuelas

Al Momento
28 mayo, 2021
OPINION: El alivio por COVID es vital para reapertura exitosa de las escuelas

Ha pasado más de un año desde que la pandemia de COVID-19 cambió la vida y la educación de estudiantes y familias de todo el país. Millones de estudiantes tuvieron que adaptarse a un mundo de aprendizaje completamente nuevo, un mundo que no se amilana ante la dificultad y la disparidad. Pero, a pesar de esto, maestros, administradores y empleados de escuela por igual han trabajado incansablemente para apoyar a nuestros niños durante este tiempo de gran incertidumbre, y a medida que los estados comienzan a reabrir, ahora es nuestro trabajo asegurarnos de que tengan los recursos que necesitan para garantizar la seguridad y el bienestar de sus escuelas.

Es por eso por lo que el Plan de Rescate Estadounidense es tan crucial. El plan pone la seguridad en primer lugar y ayuda a los estudiantes, las universidades y las comunidades de todo el país a volver a la normalidad y a reconstruir mejor.

Al frente de esta crisis de salud pública, las mayores preocupaciones han sido por la salud y seguridad de nuestros estudiantes y sus familias. Y ahora, un año después, hay un camino seguro hacia adelante, y podemos hacerlo, tanto en las comunidades de mi distrito congresual como en las comunidades de toda la nación.

A medida que las escuelas comienzan a reabrir y nuestros estudiantes regresan a sus aulas, el Congreso, la administración Biden-Harris y el secretario de Educación, Miguel Cardona, han trabajado arduamente para proporcionar los recursos y el apoyo que nuestras escuelas necesitan para lograr que el aprendizaje presencial sea una realidad de nuevo ―impulsado por la ciencia y apoyado por educadores, estudiantes y sus familias a lo largo del camino.

Como el único miembro del Congreso que alguna vez fue indocumentado, agradezco especialmente al secretario Cardona y al Departamento de Educación de los EE.UU. por garantizar que esta financiación vitalmente necesaria llegue a todos los estudiantes que se han visto gravemente afectados por esta pandemia, incluidos los beneficiarios de DACA, los estudiantes indocumentados y los estudiantes internacionales. Los miembros del Congreso, incluyéndome a mí y a nuestros líderes bicamerales en educación superior, han sido absolutamente claros que la decisión de la administración anterior de excluir a estos estudiantes de la ayuda de emergencia ―muchos de los cuales suspendieron su educación para trabajar en puestos de primera línea durante esta pandemia― fue una verdadera contradicción a la intención original del Congreso y a una lectura clara de la ley.

Y para encontrar una solución que vuelva a encarrilar nuestro sistema educativo, no es necesario que busque más allá del Plan de Rescate Estadounidense. Este ofrece $125 mil millones para la educación K-12 y casi $40 mil millones para los proveedores de cuidado infantil, incluyendo Head Start, para que nuestros niños regresen a las escuelas de manera segura. Estos fondos se pusieron a disposición de los departamentos de educación estatales para que puedan hacer que las escuelas abran de manera segura, mantener las escuelas abiertas de manera segura y fortalecer a nuestros estudiantes, porque el costo del aprendizaje virtual para nuestros niños tomará años remediar.

No es de extrañar que el aprendizaje virtual haya puesto una carga increíble en nuestra comunidad, con innumerables familias en todo el país que necesitan más recursos para administrar la educación de sus hijos desde el hogar, tener que adaptarse a trabajar desde casa, luchar para conseguir la asistencia por desempleo, y mucho más. En pocas palabras, la transición al aprendizaje en línea no fue una pequeña hazaña que nuestros maestros y administradores escolares debieron abordar, y deben ser aplaudidos por lo mucho que pudieron lograr. Sin embargo, ahora vemos los factores estresantes adicionales que esta transición ejerce sobre nuestros educadores y personal que, todavía, están trabajando horas extra para recrear espacios de aprendizaje atractivos y creativos en línea para nuestros estudiantes.

Pero esta transición al aprendizaje virtual y remoto también supuso una carga para nuestros estudiantes, una pesada carga. Con más de un año perdido de participación en persona, a nuestros niños se les ha impedido desarrollar habilidades sociales cruciales que simplemente no se pueden aprender a través de sus pantallas. Demasiados estudiantes han tenido que recurrir al uso de Wi-Fi gratuito y limitado de restaurantes, bibliotecas públicas y otras empresas mientras usaban computadoras portátiles, tabletas y otros dispositivos proporcionados por la escuela solo para salir adelante y completar sus tareas a tiempo. Y debido a esto, estamos viendo disparidades como estas más claramente ahora que nunca, viendo con la misma claridad las debilidades estructurales que el COVID-19 expuso y explotó.

Si bien aún no conocemos los efectos a largo plazo que esta crisis tendrá en la próxima generación, sabemos que, al menos a corto plazo, el aprendizaje en persona es absolutamente fundamental. Y es por eso por lo que necesitamos reabrir nuestras escuelas de manera segura.

Con el Plan de Rescate Estadounidense que proporciona miles de millones para el rastreo, las pruebas y las vacunas de COVID-19, los estados pueden, y deben, finalmente hacer que nuestros niños regresen a la escuela de manera segura. Y ya era hora.

No podemos volvernos pasivos o dar por sentado el proceso que hemos realizado como nación. Necesitamos continuar siguiendo los protocolos de los CDC, vacunando a nuestras familias y usando mascarillas según sea necesario para aquellos que aún no están completamente vacunados. Y con esta inversión de casi $130 mil millones del Plan de Rescate Estadounidense, podemos modificar nuestros espacios educativos para que los estudiantes y maestros puedan distanciarse socialmente, tener una mejor ventilación en áreas cerradas y recibir apoyo adicional para que la educación de nuestros niños vuelva a encarrilarse.

El Plan de Rescate Estadounidense también proporciona $36 mil millones para casi 5,000 universidades de dos y cuatro años públicas y privadas sin fines de lucro en todo el país y ayudará a las instituciones locales a hacer frente a las graves dificultades financieras causadas por la pandemia, mientras continúan brindando servicios a sus estudiantes de manera segura. Al menos la mitad de los fondos que recibe cada institución se distribuirá en forma de subvenciones de asistencia en efectivo de emergencia a los estudiantes que enfrentan hambre, falta de vivienda y otras dificultades. Además de eso, se pondrán a disposición casi $3 mil millones en fondos adicionales para Colleges y Universidades Históricamente Negros (HBCU), Colleges y Universidades Tribales (TCU), otras Instituciones al Servicio de Minorías y otras instituciones de escasos recursos.

Sé que lo que les hemos pedido a nuestras escuelas, a nuestros educadores, a nuestros estudiantes y sus familias ha sido extraordinario. Pero ahora, con las vacunas disponibles para más y más adultos y niños, y con las medidas que hemos aprendido e implementado para detener la propagación del COVID-19 y combatir esta pandemia, ahora tenemos los recursos necesarios para hacer un mayor y más sólido retorno al aprendizaje presencial, todo mientras se mantiene a nuestros niños seguros y se les quita la carga a sus familias en el camino.

Las escuelas no tienen un solo propósito, y esta pandemia nos lo ha demostrado. Las escuelas son un lugar para la educación, la recreación, la nutrición, el cuidado de la salud, el cuidado de la salud mental y el apoyo emocional. Nuestros niños necesitan volver a aprender sobre diferentes culturas y experiencias. Y con el Plan de Rescate Estadounidense podemos hacerlo.

of-am

La entrada OPINION: El alivio por COVID es vital para reapertura exitosa de las escuelas se publicó primero en .

Anunciate con nosotros ad
Relacionados
Comentarios